DrAlanBauman

Secretos de pestañas…

Trasplante de pestañas

La tricotilomanía es un trastorno de ansiedad que afecta hasta a 4% de la población y hace que quien la padece se arranque pestañas, cejas, cabello y barba.

¿Conoces a alguien que se arranque las pestañas? ¿Sabías que además del trasplante en el cuero cabelludo, hoy en día es común el micro injerto en barba, bigote, patillas, cejas y pestañas?

Actualmente el implante capilar, injerto de cabello o trasplante capilar es una técnica quirúrgica de mínima invasión muy frecuente para la restauración de cabello perdido por cualquier causa genética o adquirida, en zonas donde no es posible ya estimularse por medio de tratamientos capilares farmacológicos.

El primer trasplante de pestañas ocurrió en 2009, cuando un equipo de cirujanos plásticos británicos de una importante empresa de cirugía cosmética en el Reino Unido realizó exitosamente el primer injerto de pestañas.

Esta microcirugía fue la solución definitiva para la pérdida de pestañas (madarosis) provocada por el desorden de tricotilomanía (obsesión compulsiva de arrancarse el cabello) para una joven de 19 años de Manchester, quien después de sufrir 17 años ese desorden, carecía totalmente de pestañas. La paciente pagó entonces aproximadamente 3,500 libras esterlinas (unos 4,000 dólares al tipo de cambio actual, pero en 2009).

La intervención quirúrgica tomó cuatro horas y fue practicada con anestesia local. El procedimiento inició tomando un mechón de pelo de la nuca, posteriormente se diseccionó bajo microscopio y por último re ubicó en los párpados mediante pequeñas incisiones.

A propósito, la tricotilomanía es un trastorno de la ansiedad que afecta hasta a 4% de la población y hace que quien la padece se arranque el pelo de las cejas, cabeza, pestañas y en los hombres, de la barba y el pecho.

El trasplante de pestañas está indicado para quienes padecen de alopecia, tricotilomanía, pérdida de cabello por quimioterapia o por quemaduras graves, y las pestañas toman volumen de cuatro a seis meses luego de la operación.

Cabe resaltar que el resultado del injerto o trasplante “heredará” las propiedades del folículo donador o zona original.

Con respecto a si existen riesgos, es posible la parálisis transitoria de los músculos de la cara, la cual desaparece unas horas, y en pacientes de piel oscura podrían desarrollarse máculas hipopigmentadas en la zona donadora. Algunas complicaciones muy poco frecuentes son el desarrollo de cicatrices queloides o hipertróficas en personas susceptibles.

En México existen varias clínicas de implante de pestañas y es preferible asistir a una clínica para conocer sus instalaciones, que buscar recomendaciones en foros. Es más importante verificar que el médico esté acreditado por la única certificadora a nivel mundial de trasplante capilar, la ABHRS (American Board of Hair Restoration) o ser miembros de la World Trichology Society (WTS) y de la International Society of Hair Restoration Surgery (ISHRS).

No es un procedimiento económico, ya que se trata de trasplantar folículos capilares, por lo que el costo suele rondar a partir de los $2,500 a $3,000 dólares y depende de la cantidad de pelo a cubrir y otros aspectos; si embargo, la elección de una clínica nunca deberá centrarse en el precio del tratamiento, pues como en todo suele haber estafas a un precio atractivo.

Por último, vale aclarar que por lógica las pestañas nuevas no tendrán la curvatura natural (cuya dirección es hacia afuera para proteger el ojo) y seguramente habrá que “podarlas” o recortarlas y darles la dirección correcta. ¿Eso provocará que se debiliten y se caigan?

 

 

 

 

 

 

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *